domingo, enero 17Música l Noticias l Entretenimiento
Shadow

EE.UU. con segunda vacuna antiCovid-19 tras casi 321 mil muertes

Washington, 19 dic (Prensa Latina) Estados Unidos posee una segunda vacuna contra la Covid-19, una pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2 que provocó hasta hoy en este país casi 321 mil muertes.

 

Con tal cantidad de decesos y cerca de 17,9 millones de casos confirmados, según el sitio digital Worldometer, esta nación es la más afectada del mundo por la enfermedad de casi un año de existencia.

Ayer, la norteamericana Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, siglas en inglés) autorizó el uso de la vacuna contra la Covid-19 de la biotecnológica estadounidense Moderna.

Tal determinación aconteció justo una semana después del visto bueno por la misma entidad federal al inyectable de las empresas Pzifer y BioNTech, de Estados Unidos y Alemania, respectivamente.

El producto de las últimas entidades mencionadas comenzó a suministrarse en mayores de 16 años de edad el 14 de diciembre, y hasta el momento se reportaron tres casos de reacciones alérgicas en trabajadores de la salud en el estado de Alaska.

De acuerdo con su titular, Stephen Hahn, la FDA dio otro paso crucial en la lucha contra dicho padecimiento, el cual, agregó en un comunicado, está causando un gran número diario de hospitalizaciones y muertes en Estados Unidos.

Aseguró que las dos vacunas pese a su ‘acelerada’ autorización ‘se adhieren a los rigurosos estándares de seguridad, efectividad y calidad de fabricación necesarios para respaldar la autorización de uso de emergencia’.

Hace dos días, la FDA informó que revisaría la posología del inmunizante de Pzifer y BioNTech tras los dos casos iniciales de afectaciones, incluido uno con desenlace grave.

Estos individuos fueron tratados con la intervención médica apropiada y, afortunadamente, están recuperados o en vías de recuperación, aseguró Doran Fink, subdirector de la división de vacunas de la entidad encargada de regular la comercialización de fármacos en suelo norteamericano.

Puntualizó que las autoridades sanitarias estadounidenses, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, investigaban los dos casos y trabajaban con Reino Unido.

En esa nación europea dos personas con historial de alergias severas sufrieron una reacción negativa a la vacuna.