sábado, diciembre 3Música l Noticias l Entretenimiento

Lluvias y derrumbes se tragan las finanzas municipales

Alcaldes aseguran que han tenido que incurrir en gastos onerosos

Los frecuentes derrumbes y las inundaciones provocadas por las constantes lluvias que han asediado al País tras el paso del huracán Fiona, no solo han causado daño en las carreteras a consecuencia de la crecida de los ríos y los deslizamientos, sino que también han minado las arcas municipales debido a los gastos que los trabajos requieren para atender la emergencia.

Tal ha sido el caso en Patillas, donde la alcaldesa Maritza Sánchez Neris ha tenido que incurrir en gastos ascendentes a $3 millones para mitigar las situaciones que la incesante precipitación ha generado en las comunidades de este pueblo.

“La situación ha sido muy onerosa para nuestro pueblo. Hemos tenido que incurrir en el alquiler de equipo pesado, contratación de compañías y compra de material para poder limpiar las carreteras —tanto estatales como municipales— para darles acceso a los residentes de varias comunidades”, expresó la mandataria a EL VOCERO.

Sánchez Neris destacó que, debido a la persistente lluvia, han tenido que volver a realizar los trabajos de limpieza en los lugares donde se han reportado numerosos derrumbes.

“En ocasiones llega a ser frustrante ya que atendemos un desprendimiento, adelantamos la limpieza del material vegetativo, rocas y tierra, y prácticamente al día siguiente, tenemos que regresar al lugar porque la lluvia causó un nuevo deslizamiento”, detalló Sánchez Neris, quien catalogó los eventos de los pasados días como “severos”.

La mandataria expuso que en el puente elevado de la carretera 7759, único acceso a una comunidad en el barrio Marín Bajo, han tenido que destacar personal a realizar labores de limpieza “casi todas las noches”.

Afecta la liquidez de los municipios

El alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, advirtió que la acumulación de los gastos incurridos a raíz de los recientes eventos atmosféricos podría tener consecuencias nefastas en las arcas de los municipios.

“Hay falta de liquidez. Hay muchos municipios que no tienen ‘cash’ o se podrían quedar sin el dinero para pagar los servicios, para entonces luego intentar reclamar reembolsos a FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias). Esto drena las finanzas municipales”, señaló el también vicepresidente de la Asociación de Alcaldes.

El ejecutivo de la llamada Villa de San Blas de Illescas, subrayó que aunque la declaración de emergencia aprobada por el presidente Joe Biden para Puerto Rico —a consecuencia del paso del huracán Fiona— contempla el reembolso del 100% de ciertas labores de mitigación, los municipios han tenido que incurrir en otros gastos durante las semanas pasadas y no hay garantía de que lo que reclamen sea aprobado por el gobierno federal.

“En nuestro caso, las lluvias recientes han atrasado el proceso del recogido de escombros de una manera significativa, lo que nos va a costar dinero, ya que la totalidad del reembolso solo aplica a labores que se realicen hasta el 16 de noviembre, por lo que cualquier trabajo que hagamos luego de eso, solo tendremos un reembolso del 75%”, abundó.

Sobre el estimado de gastos por las lluvias que han caído en Coamo luego de Fiona, García Padilla estimó que la cifra es millonaria, aunque no especificó la cantidad, porque se encuentran en el proceso de completar la documentación que evidencie los trabajos.

“Es un gasto millonario. Algunos van a ser reembolsables y otros no, esa es la realidad”, sostuvo el mandatario coameño, quien informó que en este pueblo han ocurrido considerables deslizamientos de tierra, en carreteras en las que nunca habían sucedido.

Según se indicó, en carreteras como la 155, la PR-14 y la 555, los derrumbes han sido la orden del día tras el huracán Fiona.

El alcalde sureño detalló que han tenido que arrojar asfalto molido en las carreteras donde la lluvia convirtió pequeños hoyos en “cráteres”, y que han tenido que comprar y llevar alimentos a los residentes de comunidades como Pedro García y Hayales.

Solicitan salvavidas

Ante la situación, la Federación de Alcaldes envió ayer una carta al gobernador Pedro Pierluisi para solicitarle un desembolso por adelantado de la Reserva de Emergencia —$200,000 por municipio— para que los ayuntamientos puedan mantener el flujo de efectivo que necesitan para incurrir en los gastos relacionados a la lluvia de las últimas semanas.

“Los municipios necesitan cash ‘flow’ para poder seguir enfrentando las emergencias en caso de que continúe lloviendo, ya que el terreno está saturado, lo que provocaría más derrumbes e inestabilidad en las carreteras. Además, va a venir un momento en el que los suplidores van a pedir el desembolso de sus pagos”, explicó a EL VOCERO el presidente de la Federación, Gabriel Hernández Rodríguez.

El también alcalde de Camuy detalló que hicieron la solicitud al amparo de la comunicación, con fecha del 28 de octubre de 2022, en que la Junta de Control Fiscal (JCF) autorizó al gobierno de Puerto Rico acceso al dinero de la Reserva de Emergencia.

Estos fondos pueden ser utilizados para los gastos relacionados a las emergencias ocasionadas por la lluvia, durante un periodo de quince días y sujeto a los procedimientos establecidos.

“Los municipios se encuentran en una situación muy complicada y comprometida económicamente”, apercibió el mandatario de Camuy, quien valoró los gastos incurridos en las pasadas semanas por la administración municipal en “cerca del millón” de dólares.

Mientras, el ejecutivo municipal de Comerío, Josian Santiago Rivera, favoreció la solicitud de auxilio y exhortó a la Asociación de Alcaldes a unirse al reclamo.

“Estamos enfrentando unos desafíos enormes a nivel fiscal. Si hay un fondo de emergencia, creo que está más que justificado que se utilice en un momento como este. Lo correcto sería que se les concedieran esos fondos a los municipios”, concluyó el alcalde.